23.9.12






yo también me moría de ganas de venir a madrid, de sus noches, sus calles y su gente. pero ahora solo quiero llorar, llorar mucho y volver a mi casa. a mi cama. quiero andar por la calle y saludar a todo el mundo. no quiero coger más el metro. no quiero ir sola por la calle de noche y que me de miedo. estoy triste, como dicen en el norte, tengo morriña. pero bueno, supongo que esto se pasa y todos hemos llorado y anhelado volver a casa. aunque, salir de fiesta es guay, descubrir sitios nuevos, conocer gente y no saber qué depararán los días también lo es.

3 comentarios:

  1. Mucho ánimo. Las ciudades grandes al principio siempre cuestan. Luego te vas haciendo a ella y todo es más fácil y con muchas más oportunidades que una ciudad pequeña.

    ResponderEliminar
  2. Esto es algo que me define, porque muero de ganas por marcharme el año que viene a Madrid y sé que voy a llorar, mucho. Ánimo.

    ResponderEliminar
  3. Me gusta mucho tu blog. Lástima que actualices tan poco :(

    ResponderEliminar

¡Gracias! Thank you!